jueves, 29 de enero de 2009

¿A que huelen las nubes?


Media vida investigando, dudando de lo que veía en las películas de boy scouts americanos, inquieto por las dudas. ¿Sería atrezzo o realmente existiría? ¿De que material estaba hecho? ¿Era algo a lo que solo tenían acceso los verdaderos boy scouts? ¿los fabricaría un convento de Menphis o quizás el mismísimo Dios? ¿O simplemente lo calentaba y lo tiraban?

Llegué a pensar que eran pastillas de encendido por su color y forma pero sobre todo por que nunca vi a un solo personaje de película echarse eso a la boca.
Mi investigación me llevó al corte inglés y tras mirar en una caja que los contiene me di cuenta que era demasiado peligroso como para ingerir, de lo que deduje que era salado.

Para saciar mi ansia de conocimiento simplemente me hubiera bastado saber si era dulce o salado, hasta el día de hoy que con 30 tacos (1 mes mayor que carlos, así se explica mi diferencia de madurez con ese imberbe) veo en la página del Lidl que la mierda que calentaban los americanos en las hogueras cuando acampaban in the middle of the bosque era una puta nube de algodón descolorida.
Cuantos años me ha robado la ciencia...

6 comentarios:

carlosmondovega dijo...

1.- el brikindans
2.- No me llames imberbe, que yo tengo mas barba que tu... lo he demostrado varias veces en nuestros campeonatos anuales de barba.
3.- ¿De verdad no sabias que eran nubes de algodón??
4.- No te acuerdas en la cafetería del instituto, que había marcianos que le pegaban fuego con el mechero al algodón??

chiquidesign dijo...

1. ¿?
2. eso es verdad
3. lo juro por lo más sagrado q no
4. Si, tio pero no pensé que tuviera relación alguna

sergio dijo...

Recuerdo que yo era uno de los marcianos que metía fuego a las nubes y aún lo sigo haciendo me gusta el sabor y como se funde en la boca...

Prueba, Carlos, no tienes nada que perder

carlosmondovega dijo...

Nada que perder? Puedo ganar un cancer por comer cosas chumascadas... que eso es malo...

Sergio dijo...

A ver creo que me he explicado mal, hay que calentar la nube pero sin llegar a churrascarla, que entonces pierde la gracia (textura), pues se convierte en algo crujiente y no "blandengue". En serio, Carlos te animo a probarlo, verás como te gusta ;D

Kepa dijo...

63Intenta probarlo CARLOS!!!