lunes, 11 de junio de 2007

YELI ONE


A las nueve de la noche entraba a la iglesia ataviado de chaqué el mataor Carlito mondovega a la que sería su última corrida como novillero.
Ella preciosa, hizo esperar al matador en el altar el tiempo estipulado con contrato.
Más que una iglesia, era una salita de estar con un cristo colgado (no llegaba a estar ahorcado) y a ello se une: una coral entera, las vecinas churreteras, la extensa familia de los homenajeados, 10mil ramos de flowers... es decir, que la juventud siguió la retrasmisión de boda desde el califa (bar colindante).
Mucha radio escondida siguiendo el fumbol y cocíon del arroz para tirar en las manos de los familiares debido a la caló y a la tardanza del cura enrollao.
De allí con las bocas secas y los estómagos humeantes salimos al convite...
pero esó será despues de la publicidad.

4 comentarios:

cruzcampero dijo...

Deseando estoy a que llegues a comentar las roturas de camisa, cuantas fueron?... Que nervios, y ya sus vale, Carlos necesitao de arrope y casi to kiski en el bar, eso no se hace...

raul dijo...

Gracias, gracias, crónica digna de Jesús Mariñas en La Razón.

carsol dijo...

Servidora estuvo en la ceremonia completa, y fue de lo más "botita", todos nos emocionamos con Carlitos, y el cura, efectivamente, muy enrollado, se pasó más rápido de lo que creíamos (la hora que duró). El arroz de la mano por poco nos lo acabamos comiendo, porque estaba a la cubana, pero al menos tuvimos el gustazo de tirárselo como manda la tradición, no como los que se fueron antes de tiempo a la copa de espera y se comieron todo lo que había en las mesas (mamonasos). Estuvo bien el bodorrio

primochencho dijo...

Como asistente al evento he de corroborar todo lo dicho resumiendo la boda estuvo MU BIEN.

PDT de AQUI HAY TOMATE:
QUE FUERTE, QUE FUERTE, QUE FUERTE.
El cura (que si, que era mu enrollao de los que quedan pocos) protagonizó la anerdota de risión de la ceremonia, cuando relatando el pasaje de los panes y los peces dijo textualmente:
"...y Jesus dijo a sus discipulos sacad los PENES" (contraccion lingüística de PANES y PECES).
He de destacar el respeto que todos los asistentes mostramos, que entre la sorpresa y la importancia del acto alli representado, se dejó pasar como si nada hubiera pasado. Este respeto es aun de más mérito debido a la asistencia al acto de personas (incluido el novio) que en otras circunstancias como minimo hubieran soltado la carcajada.