viernes, 14 de septiembre de 2007

RED FULL

Ayer me dirigía a mi casa sobre las 15:00 al salir del trabajo con:

- Sed (había desayunado un zumo de naranja)

- Hambre (había desayunado un zumo de naranja).

- Sueño (me acosté a las 3 currando en casa, a las 7:15 ya staba depié).

- Ganas de descomer, obrar, vaciar, cagar (elige versión según tu cultura).

Unas niñas muy monas me engatusaron con sus bailes y sus cánticos y me regalaron un Red Bull con alas pero sin azúcar, me lo abrieron, supongo, para comprobar que no traficaba con él.
Me lo bebí y se me quitaron las ganas: de comer, de beber y de dormir. Cagar, cagué, mi culo es un reloj suizo.

Red Bull no te da alas, te da por culo...

3 comentarios:

Vicentin dijo...

Menos mal que no lo mezclaste con güisqui como hacen ahora los modernos. ( que mal huele )

carlosmondovega dijo...

Si es que a quien se le ocurre coger cosas que ofrezcan por la calle... que solo te gustan las porquerias... tio, no se que voy a hacer contigo!!

Arwen dijo...

Lo tuyo no es normal, pero es que no sabes que te da alas porque te acelera a más no poder? Yo sólo he tomado un buche de Red Bull en mi vida, durante la carrera porque decían que ayudaba a estudiar. Lo bebí a las 10 de la mañana y a las dos de la madrugada aún estaba con el acelere, que me pasé todo el día hablando a toda leche y moviéndome. Y de estudiar, nada de nada... Si donde estén los medios naturales para hacerlo todo...