viernes, 14 de septiembre de 2007

Notisión

Pero dicen que no ha sido por tener el hijo, algo que ven como normal (¿?), si no por tener una relación estable con una mujer, algo que va contra la promesa de celibato. O sea, que tener un hijo no va contra el celibato, pero vivir con una mujer si... juas juas juas. Si es que en las mujeres empiezan todos los males de este mundo... aaaaay pecadoras!!!

Este tema me recuerda a una sabia frase que decía un cura que conocí durante mi estancia en Birmingham: A mi todo el mundo me llama padre, menos mis hijos que me llaman tito.


Buen finde.

3 comentarios:

Arwen dijo...

Muy fuerte sí, Y, claro, la culpa es nuestra siempre, ¿no? que los hombres no ponéis nada, sobre todo para tener hijos. Andevé...
Eso sí, el notisión se las trae, no sé de dónde sacáis estas cosas.

Javier dijo...

Pues vaya noticia!!!!


Acaso no recordais esa maravillosa pilicula de Esteso y Pajares:
El Hijo del Cura...

Mira que escandalizarse por eso.

Anda que no ligaba el cura del pueblo de mi madre, claro que este solo se echaba novias ( nada de relaciones largas y estables)...
Y el del pueblo de al lado, el Padre Yin ( por que siempre tenía un boteYIN en la mano).
Que se puede esperar de unos profesionales que trabajan con una copa en la mano y repartiendo Ostias...

Y esto me hace recordar algo que nunca ( y mira que se lo he preguntado a alguno que otro cura) me han aclarado.
Y es que si reparten alimentos ( eso del cuerpo y la sangre...ya suena un poco canibal..)¿ tienen los obispos carnet de manipulador de alimentos? ¿ o solo se lo han de sacar los monaguillos?.

Ahí queda la pregunta para aquellos que deseen responderla.

Chasky dijo...

Si es que los curas estos siguen todavía en contra de cosas naturales como tocarse la colita o tener relaciones sexuales con amiguitos o amiguitas.