martes, 18 de septiembre de 2007

Hace unos minutos...

Se abre el telón, entra en la oficina un vendedor ambulante y me dice: Mira que oferta de calcetines tobilleros te traigo!!
Y le digo (sin levantarme de la silla y casi sin mirarlo): Gracias, pero no me interesa.
Y me dice: Pero si no te voy a cobrar por mirarlos.
Y le digo: Ya, pero es que yo no hago deporte y no me interesa.
Y me dice (saliendo de la oficina): Pues te de un dolor que te de!!.
Y le digo: Vale, Gracias.
Pregunta: ¿De que etnia es el vendedor en cuestión?
Entre los que acierten sortearemos un fin de semana con todos los gastos pagados en el barrio de las 3000 viviendas, en Sevilla.
Ah, y hoy es el cumpleaños de Bola. Felicidades.

4 comentarios:

Arwen dijo...

Puaj, pos por ese premio ni lo intento. Además, a ver, ¿tanto te costaba mirar los calcetines? Si no te iba a cobrar!!! Y, ¿en qué clase de oficina trabajas tú en la que entran vendedores ambulantes? Si es que no eres serio...

carlosmondovega dijo...

Es una oficina "a pie de calle", y en una calle peatonal, así que imaginate... entra todo el mundo, hasta gente rara.

raul dijo...

Yo voy a responder pero renuncio al premio, es que no me motiva mucho.

Creo que muy probablemente se trate de un espécimen de la etnia GIPSY, pero vamos que no lo he sacao por la maldición calé, que podría ser.

Lo he sacao porque el espécimen en cuestión aprovecha el tirón de la selección de Baloncesto para vender calcetines.

¡Qué de mercadotecnia saben!

Arwen dijo...

Ah, Carlos, en ese caso, mala suerte, porque es verdad que la gente ve una puerta abierta y da igual de qué sea la oficina, que allá que van. Pero,mira, mejor que entren vendedores y gente rara que atracadores, ¿no?