martes, 3 de enero de 2006

GASTRONOMÍA RUNERA

Nostradamus escribió acerca de torres que caian, de la muerte del papa, el fin del mundo y muchas gilipolleces más...pero con tanta tontería se le coló hablar del producto que más misterios acapara en si mismo: el huevo hilado. Cuando llegan estas fechas navideñas me asaltan las dudas...

¿El huevo hilado se come, o es decorativo?
¿Por qué solo va bien con jamon york, que vitamina produce esto?
¿Por qué lo venden junto al fiambre, es de la misma familia?
¿Por qué solo se ve en navidad?
¿A que se dedican los grandes productores de huevo hilado el resto del año?
Siendo lo más caro, ¿por qué sobra siempre?
¿Son cagarrutas de gallina como dicén en Totana (Murcia) o necesita más elaboración?
¿Se puede enhebrar y hacer punto de cruz?
¿Urbesexual y gañan son sinónimos?

Iker Jimenez, Prof. Jimenez del Oso (esté donde esté) y demás parapsicólogos del mundo, ayudadnos!!!!
No se vosotros pero yo no logro conciliar el sueño...hilaooooo, hilaooooooo...

1 comentario:

Paco Benitez dijo...

Tengo entendido que el huevo hilado no es natural, eso era antes. No me hagais mucho caso, pero creo que ahora lo hacen de plático con los residuos que sobran de hacer el regaliz negro y los barreños de lavarse los pies. Lo vi en el Discovery Chanel, jurao.