jueves, 28 de enero de 2010

DANGEROUS

Iba la niña por primera vez a la capital, más concretamente a Granada. Niña ya entrada en años, con la comunión bien pasada. Criada en el pueblo sin contacto alguno con la realidad y amamantada por lobos, según parece ser.
En el pueblo, las ancianas del lugar, le daban consejos para su visita a la gran ciudad: "hija, ten cuidado con el bolso, que allí hay mucho pillo" le decía una de ellas, "no te pares con extraños" le dijo otra, "donde irás con lo bien que se está en casa" le dijo la más malaje y así hasta que pasó por todas las casas de las señoras mayores cogiendo recados y consejos. Al final, antes de subirse a la utedia/ alsina/ utubús (según el meridiano donde vivas) se le acercó la más sabia del lugar y con voz tenebrosa le dijo: "sobre todo, hija mía no se te ocurra ir al polígono, que es muy peligroso" a lo que las demás asentian con la cabeza como si tuvieran un muelle en vez de cervicales. La joven se quedó marcada por este consejo y montó en el autobús.

Estaba llegando a la gran ciudad y la niña empezó a recordar lo que le habían dicho las ancianas, aunque pensó: seguramente sean exageraciones, también me dicen que tenga cuidado en la charca del pueblo y allí nunca pasa nada"

La niña preparada para conocer la gran ciudad se armó de valor y se puso en pié junto al conductor (antes de que existiera el cartel NO MOLESTAR AL CONDUCTOR) para ver los grandes edificios a lo lejos cuando de repente y sin mediar palabra se volvió a sentar, se agarró fuertemente al asiento, se puso blanca y le empezo a caer un sudor frío por la frente y se negó a bajar del miedo que le recorría el cuerpo.

Había visto este cartel en la autovía y pensó: "cuan peligroso será el polígono de esta ciudad que lo anuncian hasta en la autovía"

3 comentarios:

Kodicia dijo...

la niña se dió la vuelta en el siguiente cambio de sentio no?

Jauroles dijo...

Jajaj muy bueno si señor.

chiqui dijo...

cuñao, tu sabes quien es la niña, es de tu pueblo...jejeje