viernes, 12 de diciembre de 2008

REFORMA LABORAL

Señor Zapater, en la próxima reforma laboral que haga, además de mantener la prohibición de fumar en los centros de trabajo, le insto a que incluya lo siguiente:
PROHIBIDO CAGAR EN LOS CENTROS DE TRABAJO
Llevo mucho tiempo dándole vueltas y cada vez lo tengo mas claro.

5 comentarios:

Héctor dijo...

Sobre todo despues de comer... que entras y te comes el olorcillo del truñao con la menta de la pasta de dientes... rico rico!

coletas dijo...

totalmente de acuerdo, que una cosa es una emergencia y otra los paseillos que se dan algunos a hora fijo y periódico bajo el brazo coño!

Anónimo dijo...

De acuerdísimo. Mi jefe se planta 2 cagadas diarías, una por la mañana nada más llegar y otra por la tarde....y tengo la puerta del baño detrás de mi mesa....

mis4ratos dijo...

no seáis nazis, joder.
mejor ventilación para los baños ya solucionaría el tema. dónde se ha visto un baño sin ventana??

si es q os gusta más prohibir...

carlosmondovega dijo...

A ver, el baño de mi oficina no tiene ventana, pero tiene estractor de aire. Aún así, da moito asco comerte una peste de otro.
A la oficina se va a trabajar, no a cagar. Una cosa es la meadita... y otra muy distinta el un truño diario.
Todo es cuestión de educar al cuerpo. Si se quiere se puede. Yo, en 6 o 7 años de vida laboral, creo que he cagado 2 o 3 veces en el trabajo, y por que no he tenido mas remedio.