viernes, 13 de abril de 2007

VERDADES COMO TRUÑOS

Si tu chica/o entra por sorpresa a tu cuarto y te pilla tapándote con un cojín, desnuda/o con la cara roja y con una peli porno en la pantalla del ordenador, es el momento de sincerarte y confesarle: si, soy un/a pajero/a, pero voy a cambiar por ti, por que te quiero. Hasta ahí todos de acuerdo NO?, pues no, aún así Acebes diría esto no es lo que parece, esto es un complot de mi compañero de piso, que quiere que lo dejemos.

2 comentarios:

carlosmondovega dijo...

Por lo que a mi respecta, que se coma una mierda.
Dicho queda

cruzcampero dijo...

Hombre, según se mire en esa situación es delicado lo que diga uno.
Yo seguro que mentiría mas que el mismisimo Angelito Acebes, porque menudo marrón que te pillen de semejante guisa