jueves, 12 de abril de 2007

BIG TITI BANG

Cuando de repente sentimos un dolor a la altura del pecho, como un pinchazo que desaparece de momento pero que deja un rastro molesto, se dice que hemos sufrido un TITI, del latín TITI.
En nuestra vida sufrimos 100 TITIS, el primero nada más nacer (por eso lloramos) y el último en el lecho de muerte (el conocido suspiro, expiración o pata estirada).
Si pudieramos controlar el número de TITIS que llevamos, podríamos saber cuantos TITIS nos quedan y por lo tanto, de cuanta vida disponemos.
Estará el listo de turno que piense: pues viendo su frecuencia y multiplicando por los años... Mierdas, el TITI es más listo que la mente humana, por ello en los 3 primeros años de vida la frecuencia es diferente al resto, por lo que nunca podremos saber cuantos nos quedan.
Esta bonita teoría basada en el conocimiento del cuerpo humano la heredé de un buen amigo de carrera, y como fieles seguidores de mondovega os la cedo.
Ahora mismo sois conocedores de una de las teorias más respetadas de la creacion de la humanidad.Haced el bien con esta sabiduría.
Y cuando sufrais un titi sabed que cada vez estais más cerca...

Por cierto no he bebido ni fumada nada.

4 comentarios:

carlosmondovega dijo...

Pensaba que con TITI te referias a los monos pajilleros que tu tanto admiras.

felix rodriguez of the font dijo...

el mono el tie-tie

cruzcampero dijo...

Ya ves, lo que aprende uno.
100 dolores de pecho y al estuche y a la estantería, hay que ver.

Anónimo dijo...

y como sabe el cuerpo si llevas 100? no se puede tirar para atras en un taller, como los cuentakilometros de los coches esos "año 1998 - 40000km" que venden? si es verdad, porque no lo saben los de los seguros de vida?