viernes, 20 de abril de 2012

LA BAR-BA-COAAA

Los chándal de Táctel que tiras a los container de reciclaje lo usan las empresas de barbacoas. Los lavan con agentes muy agresivos para quitarles los tintes de color, los secan al sol durante varios días, los prensan dejándolos del tamaño de una caja de pastillas juanolas (si has entendido esta medida estás en la onda) y finalmente los convierten en pastillas de encendido de barbacoas.

El ingeniero Frederyc Multang descubrió la gran capacidad del táctel para arder por casualidad. Una noche estaba tomando algo en un bar de la costa levantina cuando un yonky con este tipo de chándal ardió como la tea al pedirle fuego a un segurata.