jueves, 14 de octubre de 2010

CABALLO PERCHERÓN

Yo se que cuando uno sale de casa echa de menos sus pequeños tesoros, como por ejemplo la bicicleta estática en la que apoyas toda tu ropa cuando vuelves de trabajar, por ello en los hoteles, que no son tontos, te ponen una silla de sobra para que haga la misma función y te sientas como en casa (nunca mejor dicho).

2 comentarios:

Zabu dijo...

"te sientas como en casa (nunca mejor dicho)"

JAJAJAJAJAJAJAJA

Acabo de VIVIR la escena que se resume en las tres viñetas de la parte superior...

Naray dijo...

Eso es lo que se llama "marketing" ;)