jueves, 10 de septiembre de 2009

LA TRANSICIÓN

Los de mi generación pueden dar gracias a Alá, Buda o similares por haber nacido entre la época en que los profesores calentaban a los alumnos y la época en que los alumnos calientan a los profesores. Carlos y yo asistimos a algunos resquicios con una guantadilla suelta y algún mosqueo con profesor, pero poco más.

5 comentarios:

tan solo una cerilla dijo...

pues no se que decirte...creo que soy un poco mas joven y he visto/recibido collejas del profe de religion, la "sita" de quimica (ya con 18 años)y alguno que otro mas... (tuvimos uno que nos tiraba el borrador), eso si, ya a finales de mi epoca escolar era cuando los preadolescentes rajaban ruedas

carlosmondovega dijo...

Totalmente de acuerdo con Chiqui, nuestra época ha sido intermedia, ni chicha ni limoná... alguna galleta al vuelo... coscorrones permitidos... y poco mas. Y también vivimos algún episodio de escupir y rallar el coche de algún profesor (pero no fuimos nosotros, que quede claro)

CERILLA: Nosotros también tuvimos a un profe que tiraba el borrador de un lado a otro de la clase, y el compás de la pizarra... y además era el director del cole. El ilustrísimo DON ENRIIIIIIIQUE. Lo que pasa es que nosotros eramos chiquitillos y no entendíamos que significaban esas cosas.

carsol dijo...

Os recuerdo que al pequeño don Gabriel le gustaba repartir (normal, los nenes de 7 años eran más altos que él y se cachondeaban), y que a don Cayetano se le llamaba don Galletano por algo...

miguel dijo...

Ay, ay, Don Galletano, ¡qué recuerdos!

Kepa dijo...

A miguel creo recordar le dió un cosqui don Galleta injustamente por arrancar una rosa de su rosal que cuidaba con tanto cariño.