miércoles, 1 de octubre de 2008

EL SABER NO OCUPA LUGAR

Hoy me puedo acostar temprano por que he aprendido una cosa nueva: soy alérgico al spectracef.
Me hubiera gustado enterarme de otra forma menos dolorosa, pero es algo que seguro no olvidaré nunca, ya lo dijo ese gran hombre: "la letra con sangre entra".

4 comentarios:

carlosmondovega dijo...

Te duele al mear?

Jabo Azpizun dijo...

Pues el que vende y pone las ruedas en los camiones es alérgico a las almendras recién cogias, y se dió cuenta porque después de comerse un kilo se le infló la cabeza hasta el punto de cerrarsele los ojos, era un pectáculo verle.

Héctor dijo...

Yo soy alergico al trabajo.
Y lo llevo de mal.....

Noite dijo...

VAYA VAYA...