martes, 11 de marzo de 2008

BE INFIEL

Maldito sea el día, que en un momento de debilidad, calentura, indecisión y demás mierdas eché por tierra mis principios y mandé el SMS.
Todos los días me arrepiento, maldigo aquel fatídico minuto de enajenación mental que me llevó a pecar.
Desde ese día el demonio vive en la puerta de al lado y me recuerda que soy pasto de sus llamas.
Quizá halla perdido lo que más quería en este mundo, la tranquilidad que me daba esta vida placentera y la confianza de los más allegados.
Maldito el minuto que mandé el sms a movistar para que me tocara un Porsche cayene, porque no hay día que no me manden ellos dos invitándome a seguir jugando para el coche.

Espero que los míos sepan perdonarme.

5 comentarios:

carlosmondovega dijo...

Además, no se que atractivo tiene ese coche. Ya no es sinónimo de riqueza. O lo regalan, o está muy barato, porque en Linares hay 3000.

Irimia dijo...

Lo mismo este enlace te ayuda un poco...

https://www.protecciondatos.movistar.es/

cruzcampero dijo...

Chiqui yo también soy un damnificado de este tipo de publicidades. Hace un tiempo era como tu y pensaba de similar manera hasta que piqué en una de ellas y hasta hoy. Pero voy con la cabeza bien alta, porque uno puede caer, pero lo importante es levantarse.
Como me dijeron de pequeño: no pasa nada y si pasa que importa y si importa que pasa? Esta es una de mis filosofías. Ánimo y "pa" lante...

chiquidesign dijo...

gracias cruzcam, seguiré tu consejo

esperanza dijo...

Lo peor es cuando estás durmiendo plácidamente en el bus de vuelta a casa y... el dichoso mensajito del 1010... (sí, yo también he caído)