martes, 5 de febrero de 2008

SPORT LIFE

Llevo un tiempecito cuidándome, comiendo mejor, haciendo algo de deporte, poco a poco pero algo, con la ayuda de patry creo que conseguiré una rutina más o menos deportiva.

Anoche empecé a sufrir los efectos de esta sana vida y he estado toda la noche pensando en comida, todo olía a comida, tenía hasta sed. Notaba el ambiente cargado, como si alguien estuviera cocinando a altas horas de la madrugada.

Que alegría me he llevado cuando al levantarme he notado que el gilipollas de mi compi de piso se había dejado toda la noche la freidora encendida.

¿Se le habrá olvidado o simplemente la preparaba para su desayuno de calamares?

3 comentarios:

carlosmondovega dijo...

Lo bueno de tu sport life es que gracias a tu colega es facil que cualquier día salgais ardiendo por alguna de sus mierdas... que buen rollo.

Meiko dijo...

Vaya mie... de compañero de piso, la verdad.

Por cierto, teneis un premio en mi blog

Saludos!

Compañero de piso dijo...

Joder un descuido es un descuido y lo de la mula no gasto corriente del piso por que tengo tres baterias de coxe encendidas y esto va a ser que me voy del piso y luego ya hablare con chiqui