miércoles, 27 de septiembre de 2006

ARO, ARO...

Que levante la mano el que no se haya hecho nunca un pendiente con el arito metálico que une a los calcetines nuevos... uno? ninguno? que infancia más feliz... y que pinta de chungo se te ponía con un simple aro.

5 comentarios:

carlosmondovega dijo...

YO CONFIESO: Lo sigo haciendo a mis 28 años...

Ultrasonica dijo...

Yo me lo colocaba en el labio. Era más molongui!

cruzcampero dijo...

mi papa me hubiera matado todas y cada una de las veces que me pilló gañaneando con el metalico ese

Rutipiti dijo...

Ahora los niños supongo que se pondrán el aro en el ombligo, o en algún sitio peor.
Pordiospordios, dónde vamos a parar...

carlosmondovega dijo...

si, y en el labio tambien... y lo peor es cuando te olvidabas de quitartelo y salias a la calle hecho un gilipollas (eso si, con calcetines nuevos)