sábado, 9 de mayo de 2009

aquellos maravillosos Daños,

Capítulo 7: los billares
Antiguamente los jóvenes no se reunian en los parques a beber litronas, ni teníamos cocheras para la peña. En cada barrio había unos billares o salas de juegos recreativos donde la juventud pasaba las horas muertas con 5 duros, en estos sitios solían estar los más malos del barrio, así como los más frikis (que ahora son empresarios de vodafone en tu pueblo).
Entre la fauna de billar nos encontrabamos al dueño, el que te cambiaba las monedas de 100 pts, solía ser un pureta amargado, un tanto infantil y la mayoría de la veces con algo de falta. Este tío se dedicaba a cambiarte, a abrir la máquina cuando se tragaba la moneda y a hablar de tias y de pelis porno.

Entre los visitantes nos encontramos al soba, con su frases típicas: "dejame un laser, ¿te paso el monstruo?, ¿A cual te llegas?, ¿Te digo donde hay vida escondida?. El soba solía ir a los billares sin un duro en el bolsillo, es el mismo que ahora ves solo en la barra del bar con un gin tonic toda la noche.

Otro personaje era el listo, este casi siempre se encontraba sentado en el juego de los coches o las motos, estaba al acecho, cual aguila peregrina, por si te dejabas alguna vida en una máquina, solía ser el mejor colega del encargado. Su función principal era vender partidas que estaban a medias, molestar si durabas mucho en una partida y acoplarse a las máquinas de 3 volantes para ridiculizarte, este tío actualemnte es el yonki que vigila en los coches de choque y los aparaca cuando acaba el tiempo.

Por último estaba el niño rico del barrio que veías con un bolson de chcucherias y jugando a todas las máquinas que había, eso sí, duraba unos 2 minutos por partida, pero era feliz, solo aparecía por los billares los fines de semana por la mañana y a sus depredadores (soba, listo y encargado) se les hacía la boca agua cuando lo veían aparecer.

Por cierto se llamaban billares, pero solo recuerdo un garito de esos en todo Linares donde si hubiera un billar...

10 comentarios:

tan solo una cerilla dijo...

pues en los d mi pueblo habia dardos billar y futbolin!!!...ademas de toda la fauna anteriormente descrita

C.E.T.I.N.A. dijo...

¡Déjame un láser! ja,ja,ja.... Ya no me acordaba yo de ese personaje.

Diego El Falso dijo...

Amigo, amigo... en mis billares si había billar, que conste...

semoto dijo...

Jope!!!!Yo disfrutaba con el futbolín, y como siempre andábamos un poco tiesos de dinero, colocabamos los libros en las porterías, en forma de U, para que no se tragara la bola, eso sí, procurando que el encargado no nos viera, para que no nos echara a la calle y nos prohibiera la entrada hasta el día siguiente, jeje

Kodicia dijo...

del Futbolín no diré nada (campeón aka los follos 5 veces)
El soba decía cuando jugaba y perdía..."a esto lan subio la dificurtá eh?"
Viva el metal slug 12345 xD

iker costilla dijo...

y lo guapo que estaba cuando el encargado abría el futbolín para sacar las bolas y veías las entrañas de la máquina, uff siempre quise ser ebanista para hacerme uno

carlosmondovega dijo...

Cuando jugabamos al billar, la partida duraba mucho y había gente esperando para jugar, venía Diego el Falso, de los Billares Serrot, y metía las bolas que quedaran por meter... AMIGO, AMIGO... ES QUE HAY GENTE ESPERANDO AMIGO... ESTAIS TARDANDO MUCHO AMIGO...

OOOiuke!!!! dijo...

Joder carlosmondovega me has quitado el comentario. Y el AMIGO jugaba tambien al futbolín con los máquinas de los Serrot. Lo malo es cuando te montan un bar al lado y cumples los 16. " El Cairo "

carlosmondovega dijo...

Bueno, pero podías echarte unos furbolines hasta la hora de abrir el bar...

Baldu dijo...

Jajajajaja, lo que me reio, mentiras que has dicho!!!! que fauna aquella la de los salones recreativos.

Con vuestro permiso diresto al foro.