martes, 12 de agosto de 2008

Una de pactos


Hace meses que se tomó la decisión, pero no hemos podido hacerla pública hasta ahora por motivos de seguridad.
Tras años de duras negociación y reuniones en los restaurales Pekín 1 y Pekín 2, mondovega y el gobierno chino han llegado a un pacto de no agresión: mondovega no se mete con el gobierno chino y su censura, ni con sus restaurantes chinos (que allí se llaman restaurantes, a secas), y el gobierno chino ha cuadrado las fechas de las olimpiadas para que se celebren en los días en que nosotros estaremos de vacaciones.
Y así nuestro público podrá entretenerse en los ratos muertos viendo las apasionantes competiciones de atletismo, basket, esgrima, petanca, bolos serranos, etc. Y todos contentos, verdad?

1 comentario:

Cruzcampero dijo...

Buena propuesta, pero creo recordar que alguna vez os havéis metido un poco con restaurantes chinos, pero eso es ya licor de lagarto pasado...
Bueno, que las disfrutéis!!