viernes, 10 de noviembre de 2006

TARJETA SIM
Amigos, por mucho que le eche imaginación-bloggera a todo lo que veo, la realidad siempre supera a mi limitada creatividad.
Tengo un cliente que es bastante clásico; un neo-cons dirian los americanos. Fontanero. No usa movil. Utiliza herramientas antiguas. Utiliza libros contables de hace 30 años. Y tiene un Land Rover de los antiguos (exactamente igual al de la foto). Pues bien, el buen hombre utiliza la pasta blanca que rodea la ventanilla trasera como agenda telefónica. Si, estais leyendo bien. Tiene apuntados ahí los teléfonos de clientes y proveedores, por los menos cien. Me pregunto qué hará mi buen amigo cuando tenga que deshacerse del coche, jubilarse? Cortará la chapa y la pasará a limpio? La soldará al nuevo coche que se compre?

5 comentarios:

kaimos dijo...

Para eso está el bluetooth, coño. No hay problema

Ea! dijo...

Y digo yo: si el buen hombre no tiene móvil...¿cómo se las apaña para utilizar esos números de teléfono?
¿Intenta memorizar el que necesita y va repitiendo los números hasta llegar a la oficina?
¿Tiene la oficina instalada en un garaje para poder meter el coche y así tener la agenda a mano?
Misterios insondables de la humanidad...

cruzcampero dijo...

¿Un Land Rover por tus tierras Carlos?...Que raro.

Teillu dijo...

Ah, si, si! Ya veo, ya, gracias por esa flechita!!! :D

Supongo que tendrá los números pauntados por ambas caras de la ventanilla, pq ya me lo veo de salida de fontanería con su peón al lado...

-manolo, pásame el teléfono del tonio!

-pera, quillo, que me asome!

Gran post.
Gran friki.

raul dijo...

El Land Rover siempre ligado a la cultura linarensis.
Si ya hay un monumento a Andrés Segovia, a Manolete, a la cabria minera y al minero desconocido...¡para cuando el monumento a Land Rover!