viernes, 18 de junio de 2010

UTAH ME MATA

Este pollo condenado a muerte en Utah ha elegido morir con pelotón de fusilamiento, si a mi me pillaran con el corán y una caja de petardos de los gordos en Utah o en un pueblo de al lad y me condenaran a pena de muerte elegiría morir a disgustos, con malas noticias y frases con resquemor. Si se puede elegir...

¿que pena elegiríais vosotros?

2 comentarios:

teillu dijo...

A mí que me cuelguen de un tomillo.

carlosmondovega dijo...

Yo elegiría PENA PENITA PENA, que me mola mucho esa copla